miércoles, 21 de febrero de 2018




Cabrón:

No, no te fijes en sus gemidos,

ella puede gritar como una puta

ninfómana y no sabrías si finge

o no.


Fíjate en sus gestos naturales,

en sus pies que pone de puntillas

como bailarina, en la rigidez de

detrás de sus rodillas, en sus axilas

sudorosas y su respiración; siente su

carne al abrirse y lo caliente que

es por dentro; su humedad, sí,

tócala si así lo deseas, pues si

está en ese éxtasis no le importará.

Haz que se pruebe ella misma y que

se haga adicta a su sabor, a su olor.


Dile suciedades al oído, si te pide que

le sigas hablando así, y que le chupes

la oreja, cabrón, es porque lo estás

haciendo bien; dile más y haz que

ellas misma se las diga. Siente su

saliva, lámele los labios, también

su boca. Siente como se va muriendo,

como se desmorona, como le brincan

algunos músculos naturalmente,

como se desespera y se aferra a ti.


Observa como se tuerce,

como estruja las sábanas,

como sucumbe lentamente,

como te dice cosas que nunca había dicho,

como se pone como nunca se había puesto,

como se excita,

como se muere,

sí, como se muere.


Mira como le tiemblan las piernas

y explota frente a ti,

y quiere ser salvada,

para no morir de placer.

Observa bien esa metamorfosis

de diosa a humana pecadora,

carnal, necesitada de ti,

de un simple cabrón como tú.


Cuando haya pasado todo esto,

entonces sí, fue tu puta, y ella lo

sabe, y ella te lo dijo, y quiso que se

lo dijeras y que la trataras como tal

no porque quisiste sino porque ella

deseó ser y decirlo, y sentirse así;

se sintió tan libre y plena al ser tu puta;

promiscua, llena, puta; sí, eso fue,

eso quiso, quiso ser tu puta, cabrón..














-Gustavo Jair Hernandez.

viernes, 16 de febrero de 2018

Carta abierta




Quizas...


No se muy bien como empezar esto, la verdad. Pero esto en un principio iba a ser un correo electrónico pero en algún momento deseche esa idea y cambie de parecer. Para que o porque valdría la pena hacerlo de esa forma, no? No espero ninguna respuesta.
Quizás no es la mejor manera de intentar cerrar este puto tema que me esta carcomiendo por dentro desde que, sin querer estuve re leyendo cosas viejas que encontré mientras buscaba otras cosas que no vienen al caso.

Este año tuve la oportunidad de viajar lejos, muy lejos. Jamas había ido tan lejos. El haber cambiado el aire y sobretodo el paisaje... me gustó. Pero por sobre todo al encontrarme prácticamente sola y a tantos kilómetros es que tuve la oportunidad de pensar, pensar mucho. Reflexione sobre muchos acontecimientos, recuerdos y retazos de textos viejos escondidos en mi mente.
Probablemente no llegue nunca a una conclusión y lo mas seguro es que quizás jamas termine de conseguir esta hazaña de mi parte. Pero lo que si pude es entender y darme cuenta de muchas acciones y palabras.

Esto en realidad es algo escrito para mi, no va dedicado a nadie en concreto sino mas bien a mi yo inquieto. Necesito poder cortar este nudo de alguna forma y nada. No sirvo para esto.

Solo quería y necesitaba pedir perdón, perdón por no dar bola a las mil formas distintas que tuviste de advertirme que esto estaba mal, que no iba a terminar bien y que era mejor dejarlo estar.
Leí tantas cosas enviadas y me di cuenta de mi forma tan infantil de rogar y aferrarme a todo lo que no querías darme, sinceramente no entiendo como pude ser tan inmadura e infantil para rogar prácticamente, porque analizándolo de alguna forma es como que te obligue, de alguna manera, a algo que no estabas del todo convencido. Y lo peor es mi forma tan infantil de expresarme y a la vez no decir nada y de una manera tan de película, tan soñadora... mi yo actual no lo puede creer como alguien, yo misma, pudo haber soñado como si viviera en un libro. Me doy gracia.

Hoy me doy cuenta que un amor no puede reemplazar otro, que no se puede reemplazar una persona que duro años antes que uno y que dejo muchos mejores recuerdos que uno.

Ate muchos cabos sueltos en este tiempo... muchas cosas las calle porque no quería indagar mucho... ademas de toparme con paredes que al final no hablaran nunca.
Con esto también pude darme cuenta de las verdaderas amistades, las dobles amistades. No solo por mi sino por los demás. ¿Llamada avisando que me estabas usando? ¿Eso es un amigo? ¿Chismes baratos, antiguos y blasfemias?.

Recuerdo la situación y cuando sin querer me tope con un mensaje de texto, después. "Me quede sin el pan y sin la torta" probablemente no lo quise entender en ese momento pero, si y joder, que imbécil soy.
Leí correos que llegaron a mi, que yo misma encontré también y vuelvo a repetir, joder, como jodió. Dolió saber que uno puede prometer cualquier cosa a alguien importante con tal de que vuelva a tu lado, no? Hijos por ejemplo? Llegue a leer ruegos dolorosos, unos que jamas estuvieron cuando me toco a mi. Que gran diferencia, se noto realmente. También la chimenea que pobrecita, nunca logré entender, quizás, lo que se querían lograr y que quizás ¿logró?.
Lo loco es cuando esa persona importante del pasado intenta indagar a toda costa sobre el presente que no le incumbe y termina burlándose y maldiciendo a los tuyos, que si fui muy imbécil en responder tan inmaduramente pero tampoco me tope jamas con una defensa.

Es feo tener ese, mmm, don de enterarse todo, lo mejor es que nadie tenga eso porque al final rasga y rasga profundamente.
Pero nada de esto ultimo viene al caso al final.

Solo me disculpo de corazón por haber rogado una pizca de algo que quizás ni sabia como retribuirlo. Por no saber dar, entender y comprender. Por no hablar en el momento justo y guardármelo para prácticamente autodestruirme hasta que no pude dar un paso mas sin empaparme de una soledad denigrante que me ahogaba. Caminaba sin poder enfocar, pensaba sin saber quien era yo ni que quería, por no saber realmente lo que necesitabas para que vieras que abandone todo. Aun siento, aun me siento vacía y pesada y no comprendo cual fué el cambio.

No me pienso justificar. Toda mi vida me sentí a la deriva y sin un camino a tomar, nunca tuve la noción de que quería en mi vida y aun sigo igual. Hoy mas que nunca no veo un camino hecho adelante mio, sigo ahogándome y queriendo romper todo a mi alrededor sin saber que es lo que tengo atrancado aquí en mi garganta. Si no puedo conmigo, que voy a poder con los demás?.